• clinicadentalmoraw

EL EXCESO DE HIGIENE DENTAL Y SUS CONSECUENCIAS


Durante toda nuestra vida hemos escuchado lo importante que es mantener una buena higiene dental para nuestra salud bucodental. Sin embargo, ¿alguna vez os habéis preguntado si existe el exceso de higiene dental? Lo cierto es que sí, y puede derivar en grandes problemas llegando a perjudicar la salud de tu boca. ¡Te lo contamos!


HIGIENE BUCAL ADECUADA


Una correcta limpieza bucodental diaria es esencial para fortalecer nuestra salud bucal. Algunas señales que nos indican que estamos manteniendo una buena higiene bucal son:

  • Nuestros dientes tienen un aspecto limpio y no tienen restos de comida.

  • Nuestras encías tienen un color rosado, no se ven inflamadas, y no sangran ni duelen durante el cepillado de dientes. Muchas veces olvidamos la importancia de las encías, y lo cierto es que son las encargadas de mantener a salvo a nuestros dientes, protegiendo su raíz y manteniéndolos firmes.

  • No tenemos un mal aliento.

A continuación os contamos qué pasos puedes incorporar en tu rutina de higiene dental para lograr que tus dientes y tu boca estén saludables:

  • Cepíllese en profundidad, use hilo dental o cepillo interdental, y enjuague bucal, al menos dos veces al día.

  • Consume una dieta equilibrada y evita las ingestas entre comidas

  • Utiliza productos dentales con flúor, como la pasta de dientes. El flúor aporta muchísimos beneficios a nuestra boca

Y por supuesto, acudir a revisiones periódicas con tu dentista, que podrá estudiar tu caso de forma particular y darte las indicaciones más idóneas para el cuidado de tu boca.

FORMAS DE EXCESO DE HIGIENE DENTAL

Aunque lo recomendable sería seguir unas rutinas de limpieza dental como las descritas, muchas personas acaban por llevar la preocupación por su higiene al extremo, sin percatarse del daño que pueden llegar a causar cuando ponen demasiado empeño en ello. Entre los motivos por los que se pueden producir daños a nuestra salud dental, encontramos:

  • Un cepillado de dientes con demasiada fuerza

  • Uso inadecuado de enjuagues bucales

  • Exceso de blanqueadores dentales

Cepillado de dientes excesivo

Cepillarse los dientes con mucha fuerza o más veces de las convenientes, es una de las causas más comunes por las que las personas acaban sufriendo dolor y/o desgaste en dientes y encías. El número recomendado para lavarnos dientes es de 3 veces al día, si queremos mantener una boca limpia y sana, y evitar enfermedades relacionadas con ella.


En este aspecto, es importante tener en cuenta el tipo de cerdas de nuestro cepillo. Para aquellos que utilizáis cepillos con cerdas duras, debéis aplicar una fuerza moderada, ya que de lo contrario, podéis ocasionar sangrado en las encías y desgastar vuestro esmalte dental, dejando a vuestros dientes expuestos a posibles daños.


Uso abusivo de enjuagues bucales


Como todo en exceso es malo, a la hora de utilizar enjuagues bucales también hay que mantener un uso adecuado. Además, muchos enjuagues bucales contienen un porcentaje considerable de alcohol, por lo que en caso de ingerir o consumir sin criterio, pueden llegar a ocasionar intoxicación.


Por otro lado, algunos enjuagues bucales contienen antiséptico de clorhexidina, sustancia que puede llegar a generar los siguientes daños:

  • Pigmentaciones marrones tanto en los dientes como en la lengua

  • Apariciones de hongos en la boca

  • Descamación de la mucosa oral

Exceso de blanqueadores dentales

Cada vez está más de moda el uso de blanqueadores dentales caseros o de pastas con efecto blaqueador. Muchas personas recurren a este tipo de productos con el objetivo de que sus dientes adopten un aspecto más estético, y acaban utilizándolo de forma excesiva para lograrlo en el menor tiempo posible.


Lo que no tienen en cuenta es el lado dañino de su uso: contienen una serie de productos químicos que pueden llegar a desgastar el esmalte y la dentina. Esto provoca que nuestros dientes queden expuestos a la entrada de bacterias, y su efecto es irreversible, pudiendo solo ser arreglado por un profesional.


CONSECUENCIAS DEL EXCESO DE HIGIENE DENTAL


Una vez comentadas algunas acciones que pueden perjudicar a nuestra salud bucodental, conviene detallar algunas de las consecuencias más comunes en las que derivan:

  • Desgaste del esmalte

  • Laceración y sangrado de encías

  • Sensibilidad dental

  • Inflamación de mucosas bucales

  • Infecciones

En definitiva, siempre es bueno que seamos conscientes de la importancia de mantener una buena higiene dental, pero nunca será bueno llevar esa preocupación al extremo. Si estás inquieto porque no sabes si tienes una salud bucal adecuada, lo mejor es que acudas siempre a un profesional, quien sabrá indicarte lo mejor para ti y para tu boca, y te ayudará a conseguir esa sonrisa saludable e ideal que tanto queremos todos.














17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo